Inarticulación

Es el silencio del mundo

el más ruidoso de los silencios.

En virtud de su inarticulación,

de su ausencia de voz,

nos recuerda que él seguirá aquí

cuando los hombres malos

ya no habitemos este suelo.

 

Una mesa de piedra robusta.

Dos o tres casas que contienen

la ruina que algún día serán.

Una multitud de árboles

que no me escuchan.

La silueta de una montaña

que se aleja en el horizonte.

 

El silencio ruidoso del mundo

me rodea,

me cerca,

me oprime.

Mi “pensar” pide una tregua,

y formula su última pregunta

antes de abandonarme

para siempre…

 

¿Estarán los árboles aguardando

nuestra extinción,

nuestro exterminio,

para empezar a hablar,

revelando así el secreto del mundo?

Sergio Cernadas

Corcubión, 19 de maio de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: